6 de mayo, 2020

Cuatro consejos para optimizar la red WiFi en casa

Buscar el lugar más adecuado para el router y ocupar un extensor wifi como complemento son algunos recursos que permiten mejorar la calidad de la conexión, sobre todo en tiempos de alta demanda por el teletrabajo y las clases online a raíz de la crisis sanitaria.

Contar con una conexión a internet estable y de calidad en casa se ha vuelto vital en tiempos de cuarentena y distanciamiento social. Pero, ¿qué pasa cuando varias personas deben trabajar al mismo tiempo? ¿Y si a esto se suman niños con videojuegos, escuchando música o viendo películas vía streaming? Ante esta situación, es importante saber que el ancho de banda no es el único factor que determina la calidad de una buena conexión.

Aquí algunos consejos que permiten que el internet vía wifi del hogar sea más eficiente y estable:

1. Ubicación del router
Considerando que existen obstáculos en el hogar que pueden ralentizar la conexión hasta en un 50%, la correcta instalación del router puede mejorar la conectividad de toda la casa. Este aparato envía datos en todas direcciones, por lo que si está arrinconado o a nivel de suelo, la señal se verá afectada. Siempre debería estar a una altura media, sobre una mesa de apoyo por ejemplo. Idealmente, en un lugar céntrico.

2. Alejar equipos que irradian más ondas
Todos los electrodomésticos emiten ondas electromagnéticas. Los mayores emisores tienden a encontrarse en la cocina, como los microondas y lavavajillas. En otros lugares de la casa irradian ondas los televisores, teléfonos inalámbricos y calefactores eléctricos. La recomendación es mantener el router wifi lo más lejos posible de ellos.

3. Elegir un plan adecuado al consumo
Es relevante analizar el uso que se dará a la conexión en el hogar. Hay que distinguir que los planes de banda ancha se comercializan de acuerdo a la velocidad; por ejemplo, 50 Mbps implica una velocidad de subida y bajada distinta a una de 100 Mbps. Por lo tanto, al momento de elegir se debe considerar el tipo de actividad que realizará con el internet además de la cantidad de dispositivos a conectar.

Todo dependerá del consumo que se requiera. Pero, ¿cómo sabrás cuánto necesitas? Se estima que compartir fotos en redes sociales consume 2 Mbps, mientras que ver series o películas requiere de unos 5 Mbps y jugar videojuegos hasta 20 Mbps. Si a eso le sumamos teletrabajar, habrá que calcular 1 Mbp extra; y si queremos hacerlo con música de fondo o realizando videoconferencia, usaremos 2 Mbps adicionales.

4. Agregar un extensor de la señal
En espacios grandes hay puntos muertos, donde la señal no llega. Instalar un extensor o amplificador de wifi en las zonas alejadas del router permite retransmitir la señal sin perder velocidad y calidad del servicio. Actualmente existen servicios como Wifi 360º que, al ser conectado de manera alámbrica con el router principal del hogar, distribuyen la señal inteligentemente y permite alcanzar altas velocidades en todos los sectores.
 

Send this to a friend