19 de noviembre, 2020

Junta de Vecinos de Brisa del Sol en conjunto con Empresas Valmar limpiaron el canal Ifarle

Por tercer año consecutivo, la actividad convocó a habitantes, deportistas del barrio y representantes de la inmobiliaria, quienes extrajeron todo tipo de desechos desde el principal colector de aguas lluvia del Gran Concepción.

#Brisachallenge2020

Vidrio, plástico, papel y hasta neumáticos encontraron los más de 50 voluntarios que la tarde del viernes se organizaron para quitar residuos y escombros del canal Ifarle en Brisa del Sol, Talcahuano.
Se trató de la tercera versión del #Brisachallenge. Una iniciativa de protección ambiental que para los habitantes de este barrio ya se ha vuelto una tradición, gracias a la Junta de Vecinos de Brisa del Sol y al apoyo de Empresas Valmar y representantes del Club Deportivo Infinito.
Con bolsas, guantes y snacks gentileza de la inmobiliaria, los amantes de la naturaleza provistos de mascarillas y alcohol gel se dedicaron por más de cuatro horas a extraer los distintos tipos de desechos que año a año inescrupulosos arrojan a la ribera y aguas del canal Ifarle.
“La limpieza contempló el vaso principal del canal y los canaletos de Brisa del Sol oriente; tanto el fondo como las orillas. Encontramos mucha basura volátil, como bolsas con desechos orgánicos y no orgánicos, plumavit, alfombras, mangueras, etc. La idea es mantener esta actividad, porque en el sector tenemos mucha gente que se preocupa del medio ambiente, de la flora y fauna”, dijo Carlos Concha, presidente de la Junta de Vecinos Brisa del Sol, organizador de la actividad.
“Estamos comprometidos con el desarrollo de barrios que convivan armónicamente con la naturaleza. Creemos que los proyectos inmobiliarios sustentables son los que buscan el equilibrio entre el bienestar ambiental, social y urbanístico. Esa política la aplicamos desde que ponemos la primera piedra hasta que el barrio está consolidado. En el caso de Brisa del Sol es un trabajo que venimos haciendo desde 2007 a través de diversas actividades, como apoyo a arborizaciones con especies nativas, instalación de un punto limpio inteligente y talleres sobre flora y fauna local a estudiantes de enseñanza básica de Talcahuano”, dijo Claudia Olivares, subgerente comercial de Empresas Valmar.
Macarena Calderón, habitante de Brisa del Sol hace cuatro años, participó en la iniciativa junto a su hija, Rocío Lenoir. “Con mi marido y mis hijos siempre salimos a limpiar el canaleto en donde vivimos, en la calle G. Lo hacemos habitualmente por la formación de biólogos que tenemos con mi marido. Además fotografiamos las aves y sabemos cuando están anidando, por lo que le inculcamos a los niños su cuidado”, destacó.
“Para nosotros es fundamental que los socios de nuestro club tengan otro tipo de experiencias, sobre todo en el tema de cuidado ambiental y trabajo en equipo, colaborativo. Se nos presentó la oportunidad de ayudar al barrio y no lo pensamos dos veces”, agregó el vicepresidente del Club Deportivo Infinito, Alejandro Guillen.

Send this to a friend